Páginas vistas en total

domingo, 19 de agosto de 2012

Secret Life 1: Nunca digas nunca

Colin llega a Madrid huyendo de una situación dolorosa. Le han ofrecido un buen empleo y una antigua novia le ha conseguido un alojamiento muy económico. Pero, como todo lo bueno, tiene un inconveniente: Jared, el propietario del piso, es americano y Colin detesta a los americanos. Aunque este yanqui en cuestión tiene más cosas en contra aparte de su nacionalidad: es esnob, engreído, demasiado pulcro y, además, lo observa cuando está desnudo. Todas estas son, en opinión de Colin, razones más que suficientes para odiarlo y así lo haría si no fuese porque su cuerpo y su corazón tienen planes muy diferentes a los que su mente ha trazado.  









Me llama la atención esta novela porque su temática es gay, algo bastante difícil de encontrar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario