Páginas vistas en total

lunes, 13 de junio de 2011

ALEJANDRO MAGNO

ALEJANDRO
MAGNO
MARY RENAULT

   "Alejandro nos hace mejores". Esta frase de Ptolomeo, uno de
sus generales y luego faraón de Egipto, seguramente resume
el atractivo de un personaje que, en el mundo antiguo, desarrolló
una trayectoria sin igual. Tras afirmar su dominio
sobre Grecia, emprendió un viaje que lo llevó a conquistar
Anatolia, Palestina, Egipto y Mesopotamia, y lo condujo
hasta las puertas de la India.
   Pero, además, la seducción de Alejandro no se debe tan solo
a su aureola de guerrero, sino que va ligada al propio personaje.
Una alejandromanía que comienza en vida del propio
rey de Macedonia, que la fomentó hábilmente con toda una
serie de medidas como su divinización como hijo del dios
egipcio Amón o las bodas colectivas en las que él y miles de
sus soldados se casaron con mujeres persas, en un gesto de integración
intercultural. Desde entonces, los conquistadores
que aspiraban a crear grandes imperios no dejaron de mirarse
en su espejo. Julio César y Napoleón fueron algunos de ellos y,
más recientemente, el general norteamericano George S.Patton
utilizó como referencia las gestas alejandrinas incluso a la 
hora de decidir el método de ataque de sus carros de combate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario